martes, mayo 06, 2008

Constitución de Santa Claus

Yo no creo en esa cantinela del "tengo derecho a una educación", es pura mariconada. Tampoco creo en eso de "tengo derecho a una vivienda digna, un auto y a una linda esposa". Mariconadas, mariconadas y más mariconadas.

Estas creencias populares y los últimos acontecimientos de la Asamblea Constituyente de Ecuador muestran el calamitoso estado de conocimiento en cuanto a Derecho por parte de los inteletuales, la prensa, políticos y pueblo llano; lo que ha producido un nuevo punto bajo con la propuesta del "derecho al placer sexual". Pues en Ecuador las "buenas intenciones" sustituyen siempre a la lógica, y las cartas a Santa Claus se confunden con constituciones.

Pues bien, damas y caballeros, un derecho es un principio moral que sanciona la libertad de acción de un hombre, cuyo único límite es un idéntico derecho en los demás (tus derechos terminan donde comienzan los de los otros). El derecho básico de donde derivan todos los demás es el derecho a la Vida, que se entiende como la libertad de un individuo para hacer lo que pueda para sustentarla, mejorarla, hacerla progresar. Entendiéndose que un individuo no puede privar a otro de su vida porque en ese caso atenta contra el derecho como un principio. Un asesino no puede reclamar derechos porque es un violador del mismo. Un criminal es por definición alguien que violenta un derecho, no reconoce un principio.

Se entiende que individuos normales buscan sustentar su propias vidas y no eliminarlas. Pero el sustento de la vida requiere de pensamiento y acción voluntaria (no tenemos un instinto que nos diga automáticamente qué hacer para vivir). La Libertad de acción es requerida para el sustento de la vida. Libertad y Propiedad Privada (la "busqueda de la felicidad") son derechos corolarios que se derivan del derecho fundamental.

El "derecho a la vida" NO significa que debes sentarte y esperar que alguien te haga vivir, que te alimenten y te vistan y te bañen. Y nadie espera eso a menos que sea un parásito. Sino que nadie debe impedirte hacer lo que tú juzgues conveniente para cuidar de tu propia vida.

Pero en estos tiempos los parásitos son mayoría, y la mayoría manda, ¿correcto? Así que el razonamiento es sustituido por buenos deseos: ¿Quién no desearía tener una casa? ¿Por qué no habría un derecho a tener un auto? ¿Por qué no un cuidado médico en tu vejez?

Tener salud, educación, empleo, etc; son todas cosas deseables pero NO SON derechos.

Veamos: casas, hospitales, medicinas, libros, instrumentos y herramientas, autos, empresas, industrias, etc... NADA de eso crece con la hierba, ni cae del cielo con la lluvia. TODO eso ha tenido primero que ser inventado, producido, fabricado, ideado por personas. Sí, chucha tu madre, alguien se partió la puta estudiando, produciendo, trabajando; y decir que tienes derecho a esas cosas es como decir que tienes derecho al producto del trabajo de otras personas. Y esa es la forma más meca de promover la esclavitud, ya que tú no robas pero haces que el Estado robe para ti, que lo ponga en la constitución y lo respalde con las armas de la fuerza pública contra ciudadanos legalmente desarmados. Un ladrón miente mucho menos.

Pero una vez aceptado el engaño ya no hay un final, se puede tener "derecho a cualquier cosa" y como es natural alguien tendrá que ser obligado a proveer esos falsos derechos. ¿Por qué no tener derecho a volar en aviones cuando uno es anciano? ¿Por qué no tener derechos al placer sexual?

Saben que, mejor quiten el nombre de Constitución a ese documento que están haciendo y pongan "Carta ecuatoriana para Santa Claus". Y cuidate porque de un momento a otro te vas a encontrar en tu cama con esto:

"Yo también tengo derechos".

6 Comments:

At 5:56 a. m., Blogger Danny Ayala Hinojosa said...

Esto también se llama "demecracia", porque sin importar de donde se saca los recursos, los bobitos dicen "DEME salud, DEME carreteras, DEME educación, DEME trabajo, DEME seguridad social". Parecen creer que el gobierno financiará todas las necesidades de estos bebé-adultos con billetes que crecen en los árboles.

Porque ¿de donde sale la plata? respuesta: de nuestros bolsillos, y para el colmo, como la burocracia no funciona en base a incentivos sino de política, todos los servicios que entrega el gobierno son pésimos y carísimos. Es hora de que todos los servicios sean brindados por particulares y que a los pobres los podamos ayudar con solidaridad directa y voluntaria mediante fundaciones, beneficencias y descuentos corporativos.

 
At 2:02 p. m., Blogger Atrapasueños said...

maldito complejo paternalista

 
At 2:30 p. m., Blogger Pepe Lynch said...

Buen blog pana, felicitaciones...

De paso te invito a un evento junto a uno de los mejores TYPOS Ale Paul... te dejo la direccion dnd puedes encontrar la info del evento...

http://www.grafitat.com/

... apoyanos corriendo la voz asi nadie se keda sin saber sobre este evento ke va a estar realmente bueno...

suerte!!!

 
At 5:43 a. m., Blogger Rolo said...

Muy linda refleccion amigo!. Realmente es muy cierto lo que decis! concuerdo plenamente, che un poquito de OffTopics a que se debe el lema de arriba, un delirio de alguno de ustedes o algo que tiene que ver con Ecuador?. Ojala que actualicen el blog mas seguido me gustan como se expresan.

Un saludo desde argentina

 
At 8:18 p. m., Blogger Maus said...

Se me hace que tu y yo hemos estado leyendo las obras de una cierta escritora Rusa.

 
At 2:08 p. m., Blogger Yitux said...

que buena manera de explicar las ideas.

solo keria recalcar que el estado es el principal agresor a nuestros derechos: impuestos = robo, servicio militar obligatorio = secuestro, carcel por delitos sin victima = secuestro, etc etc

saludos

 

Publicar un comentario

<< Home