martes, agosto 02, 2005

Sin City

Crítica de Película

Image hosted by Photobucket.com

Título: SIN CITY

Actores: Un cerro de gente famosa que me tardaría mucho en nombrar, y Frank Miller como el cura al que le meten bala en el confesionario.

Director: Robert Rodríguez y Frank Miller, los cuales merecen una buena ronda de mamadas por parte de toda la población femenina de Suiza.

Me alegra ver hubo alguien lo suficientemente NO BESTIA como para tomar una historia de otro medio y adaptarla al cine sin botar todo lo que hizo que esta historia sea popular y alabada por la crítica en un principio, en vez de botar todo y hacer una mierda completamente diferente que lo único que tiene en común con la historia original es el nombre. Vivimos en una época triste donde me tengo que alegrar que las personas hagan lo que el sentido común indica. ¿No aprendieron nada con el Señor de los Anillos?

Hmmm... vaya, este tipo adaptó un libro popular y famoso sin cambiar las cosas que lo hicieron popular y famoso. ¡ME PREGUNTO CUÁL ES SU SECRETO!

Cualquier otro imbécil hubiera hecho que Frodo sea un negro rapero que vence a Saurón con el poder del amor mientras cuenta chistes cada vez que desata la furia del Kung Fu, estilo Matrix, contra los malos.

Pero en fin, olvidémonos de esos pendejos; no hay necesidad de hablar de ellos, porque la película de hoy es una buena película.

Frank Miller - por cierto, - que aparece aquí como director, también es un escritor de comics y creador de la serie Sin City. Frank no es un hombre común como tú o como yo. Frank es un samurai. Frank es un guerrero espartano. Frank Miller suda testosterona por su velludo pecho masculino entrenado para matar. En el mundo de Frank Miller todas las mujeres son 90-60-90 y tienen corazón de oro, pero SIEMPRE SIGNIFICAN PROBLEMAS. Los hombres los hay de dos clases: Primero, malditos criminales, violadores, asquerosos, corruptos que merecen morir. Y Segundo, los hombres super machos honorables que siempre hacen lo correcto, lo cual es usualmente repartirle bala al primer grupo de hombres previamente mencionado. Ese es el mundo Frank Miller, nene, y no somos lo suficientemente arrechos para vivir en él.

Y esta es la razón por la cual esta película es... digamos... una película para hombres. Si a alguna mujer le gusta, arrecho, pero yo creo que fue pensada para hombres. Al igual que Titanic fue pensada para mujeres y hombres sin testículos, por ejemplo. Y, por si las moscas, yo le recomendaría a todas las mujeres que no vean esta película. Este filme irradia tanta testosterona, que podría hacerles crecer una barba y hasta un huevo si no tienen cuidado. Yo cuando terminé de ver esta película tuve que ir a rasurarme... ¡EL PECHO!

La película es del estilo noir, pero un noir tan noir que es casi parodia del noir, pero que se toma en serio y de alguna forma que desafía las leyes de la naturaleza queda completamente arrecha. No lo podría explicar. Es un milagro del espíritu santo, así que no me jodan con sus herejías y alaben al señor.

Las actuaciones van de aceptables (Como en el caso de Rosario Dawson) hasta “Chucha, me sorprendiste en serio” (Como Mickey Rourke que hace de la mole de matar conocida como Marv.) Bruce Willis también merece un aplauso porque este desgraciado nació para hacer de Hartigan.

La película no es una adaptación fiel al comic; es una copia panel por panel del comic puesta en escena. Se han basado en el comic de una manera tan obsesiva que me da miedo. El único problema, y este el único problema de la película hasta donde me concierne, es que incluyeron cosas que se ven bien en comic, pero que no se ven bien en una película. Por ejemplo, en la historia ‘That Yellow Bastard,’ la historia con Bruce Willis, Jessica Alba y el tipo de Bully, hacen que el malo sea idéntico al del comic. El problema es que el malo del comic es un dibujo, así que el tipo parece una caricatura, pero el resto de las personas si parecen personas de carne y hueso, y entonces se ve un poco ridículo.

Image hosted by Photobucket.com
Sí, arrecho, estás igualito, pero se ve de a bolsa.


Hay otras cosas que no se ven bien, como la sangre amarilla fosforecente... la verdad es que toda la sangre en la película se ve bien rara. Eso pudieron haber cambiado un poco.

Pero en fin, nadie es perfecto excepto Dios y las tetas de Monica Bellucci. Así que vayan a ver esta película si les gusta la acción, ninjas, balazos, mujeres buenotas y todas las cosas que alegran la vida.

1 Comments:

At 3:07 p. m., Blogger Gocuzero said...

me encanto tu critica de sin city a mi tambien me encata esta pelicula

 

Publicar un comentario

<< Home