martes, julio 12, 2005

Recordando los canales de cable caídos en acción.

Telehit

Image hosted by Photobucket.com

Telehit era el MTV del hombre pobre. Del hombre pobre con acento mexicano... claro. En vez de tener a Arturo, Telehit tenía a Horacio. Horacio es el típico cojudo que se cree cague de risa pero que causa mas lagrimas que un gatito con SIDA. Pero de alguna forma los ejecutivos de este canal estaban convencidos de que Horacio era el hijueputa mas “hip” del universo y lo dejaban trabajar de VJ y tener su propio programa donde entrevistaba otros bolsones igual de desconocidos que él. Pero eso no era importante, lo bueno de Telehit era que, a diferencia de MTV, ponían música de todo el mundo. En cualquier rato podía ver Heavy Metal alemán seguido de Disco techno vadea francés, pop de alguna morena de Nigeria y alguna que otra mierda rara que quien sabe de donde la sacaron. Por eso me gustaba mas que MTV; porque me hacía sentir tan Cosmopolita (Dícese de persona de mundo, no de la revista que le dice a las mujeres como obtener orgasmos) y aparte porque no tenía esa tanda horrible de pendejos VJs de Argentina que llegaron tarde a la repartición de Carisma

Cinemanía
No muchos han de recordar este canal, pero antes de HBO, antes de Cinemax, antes de Cinecanal, antes de Movie City, y antes de Film Zone, este era EL canal de películas. Las películas valían verga sin falta, pero tampoco es que había nada mejor que ver en esa época. A diferencia de todos los otros canales de películas que vinieron después – excepto por Film zone, que sigue la misma idea – Cinemanía pasaba solo películas sin presupuesto de serie B o menos todo el maldito día. ¿Quién necesita premios Oscar cuando tienes películas de un cerro de zorras metidas en una prisión haciendose huevadas? A veces extraño el cerro de películas de mierda que pasaban en Cinemanía... eran malas, pero por lo menos eran malas con corazón... y salían tetas.

Locomotion

Image hosted by Photobucket.com

Durante su corta existencia este probablemente fue mi canal favorito. Era NERDVANA. En cualquier rato podías satisfacer cualquier necesidad de nostalgia al ver G.I.JOE y otras pendejadas viejas en este canal, o ver alguna serie animada japonesa nueva de vez en cuando, y eso asumiendo que se pudieran leer las mierdas de subtítulos que nunca salían. Tenía miedo de ver este canal. Tenía miedo de llegar a la iluminación y convertirme en el Buda-Nerd. Tenía miedo de algún día entender todos los misterios nerds del mundo. ¿Cómo son los genitales del barón Ashler, mitad vagina y mitad verga? ¿Cómo carajos lloró Mazinger cuando murió Afrodita? ¡LOS OJOS DE MAZINGER SON PINTADOS! ¿Si Serpentor fue creado con el ADN de los guerreros mas chepos, porque era igual de cojudo que el comandante Cobra? ¿Por qué carajos Soundwave se transformaba en un estereo? ¿Qué clase de ventaja estratégica te da el ser UN PUTO ESTEREO?

Nadie sabe las respuestas. Nadie debe saber las respuestas. No son para que los simples mortales las sepan. Solo El rey Nerd lo sabe, y nadie mas.

Como carajos se haya llamado Canal 11

Canal 11 era una mierda. De noche siempre pasaban lo mismo – un documental sobre una camaronera, y los mismos diez videos de música del año de la pera. De vez en cuando le daban un programa de televisión a cada turco que se acercaba a pedir uno. Me acuerdo que le dieron un show sobre golf a este man que juega golf y de vez en cuando sale en la tele... Abdala Martino o algo así. Pero un día, y solo un día, dieron el programa mas cague de risa producido en el Ecuador. Era un show de entrevistas, y me acuerdo que el tema era los OVNIS, y hasta habían logrado conseguir que el ufólogo, Jaime Rodríguez, aparezca. El conductor del show era un pelele con cara de turco que se notaba a leguas que el papito le había comprado un show de tele para tenga algo que hacer. Que pena que el viejo no le había comprado un escenario o talento. El show era filmado en un cuarto que se parece al cuarto de las escobas del edificio donde yo trabajo – un solo cuarto blanco sin ventanas – y con una que otra silla PYCA por ahí metidas. El conductor del programa no merecía ser conductor ni de un triciclo, a menos que dicho triciclo vaya a ser chocado por una buseta. Los invitados eran el ufólogo, un tipo que no creía en Ovnis, un tipo de la asociación de personas secuestradas por extraterrestres en el Ecuador, un tipo que juraba que había sido capitán de la fuerza aérea de la U.S.A. pero que yo juro lo he visto pidiendo limosna en el centro, y un estudiante de periodismo de la Estatal. ¿Qué tiene que ver este último? Yo no sé, pero igual ahí estaba.

Pasaron tantas huevadas que me mataron de risa, que no sé por donde empezar. Pero mis favoritas fueron:

El rato en que el tipo que no creía se puso a debatir con el ufólogo. El ufólogo le preguntó al tipo que no creia por qué no creía, y esta bestia inhumana le dijo que no creía porque el otro día se había visto la película de E.T. y porque E.T. era falso entonces todos los extraterrestres son falsos. Luego, como el tipo era todo tirado a sabido, se lo quedó viendo al ufólogo con cara de “¡JA! ¿Como te quedó el ojo después de mi super argumento?” Me hubiera gustado grabar ese programa, si tan solo fuera por tener la imagen de la cara que puso el ufólogo en ese instante, imprimirla y ponerla en un marco. Nunca había visto a un humano expresar tan perfectamente sentimientos de confusión, odio, y repugnancia hacia otra persona como el ufólogo lo hizo en ese instante. Hubo un silencio que parecía eterno, porque ante semejante huevada no había respuesta posible, hasta que el conductor empezó a hablar por el orto de otra cosa para continuar con el show. Está bien no creer en extraterrestres, con eso de que no hay ninguna prueba convincente, pero tampoco es para hablar por el culo.

Mi segunda escena favorita es cuando el conductor del show entrevistó al ex-capitán de la U.S.A. Este viejo retirado no hablaba español, así que el conductor del programa se ofreció para servirle de traductor. Que pena que el turco pendejo este tampoco hablaba inglés. El ufólogo le hacía una pregunta en español, el conductor la traducía mal en inglés y terminaba preguntando otra huevada nada que ver sin sentido, y entonces el viejo militar retirado trataba de adivinar que carajos le habrá preguntado el turco y entonces respondía una huevada que no tenía nada que ver con la pregunta original, y para rematar el conductor traducía la respuesta mal, y se la decía al ufólogo, el cual si habla inglés, que se lo quedaba viendo con cara de que le iba a partir la trompa al turco por valer tanta verga. Era como ver a tres tipos jugando al teléfono con un niño mongolito sordomudo en medio. Hubo un rato en que se cabreó el ufólogo y empezó a hablar directamente con el viejo retirado en inglés, ignorando por completo al turco. El turco solo se quedó parado en medio del cuarto de escobas ese sonriendo como imbécil mientras los otros dos hablaban.

¿Y el tipo de la asociación de personas secuestradas por extraterrestres en el Ecuador? Ese tipo nunca habló. Nunca le preguntaron nada y se acabó el show y el nunca habló.

Yo pagaría para que hubiera continuado ese show. Les juro.

1 Comments:

At 3:06 p. m., Blogger Mr Riccardo (Peré) said...

Aparte en el 11 también recuerdo que un programa que se llamaba Agua mojada en donde salía David Reinoso con su personaje de Batman esto antes de que existiera Ni en vivo ni en directo

 

Publicar un comentario

<< Home