lunes, noviembre 07, 2011

Univisión te enseña a ser dama de compañía.

Doctorados en la Universidad de la Vida.



Juanita es una quinceañera campesina en Centroamérica. Sus hermanos y su papá ganan cien dólares mensuales en la camaronera o mezclando cemento. De viernes a domingo le gritan, hediondos a cerveza Presidente, para que haga tostones con su mamá. Esos días por lo menos le dicen algo. De lunes a jueves la ignoran, pues hay partidos que ver… la mandan a dormir para no perderse “Decisiones.”





El piercing te dice que esa sí, ¿cierto?


Sus hermanos tienen posters con las estrambóticas de arriba. Incluso van al cyber en bicicleta y les mandan mensajes al twitter. Cada uno tiene "la suya." Su papá que casi no puede ver debido a un accidente con el químico que te deja comprar camarones congelados sin que te intoxiques, hace un esfuerzo por mirarlas. No así cuando Juana trae a casa la libreta.


A sus quince, Juana ya sabe por medio de sus amigos que los hombres van al chongo a toda edad. Esa carpa de circo con prostitutas que hay cerca del pueblo. Al contemplar su futuro, entiende que el quedarse allí es la condena a ser miserable como su mamá, fantaseando emociones a través de capítulos repetidos de “Gata Salvaje” o “La Hija del Mariachi” mientras lava, trapea, barre y aguanta cachos y retadas.


La solución para las Juanas del mundo es una: tetas. Tiene que meterse con un criminal --preferiblemente narco-- que pueda costear su huida, su reinvención y eventual traslado a mamacita o bombón. Preferible ver el mundo como zorra deseada que pasar la vida haciendo tostones para los mismos chiros machistas. Irónicamente, la nueva narrativa se ha saneado y comercializado:



La queja de la gente no es que las televisoras se lucran de una tragedia que ellos crean, sino que el libro es mejor que la novela.



***


Mientras Juanita hace una llamada a un amigo que conoce al líder de los Maras, Univisión hace historia: en septiembre del 2010, es la primera cadena hispana en ganarle en rating a cadenas en inglés en el mismo Estados Unidos. Sucede que esa semana sus novelas estaban en los capítulos finales junto con sus “realities,” demostrando que la verdadera religión de Hispanoamérica es la televisión.


Lo más interesante para Latinoamérica es que gran parte del contenido de los medios son producidos en Norteamérica, principalmente Los Ángeles y Miami. Univisión, Venevisión y Telemundo son tres ejemplos. Estos canales nos traen maravillas como la noticia de la porno-pobreza de “Primer Impacto,” la valoración de la apariencia darwiniana que es “La Guerra de los Sexos,” y la descarada transmisión de valores occidentales que es “Caso Cerrado.”


Los canales son propiedad de las familias hispanas más ricas del mundo. Por ejemplo, Venevisión pertenece al grupo Cisneros, valorado en 5 billones. Si van a Caracas y piden una Coca Cola, los quedan viendo con cara de idiotas… ¿saben por qué? Porque el primer Cisneros, Diego, así lo decidió en 1940 al obtener la concesión de Pepsi y sacar a la competencia del país.


Pero antes de entrar en esos detalles escabrosos, enfoquémonos en la primera foto. Esas son las famosas "Senadoras" de la “República Deportiva,” un programa que dura todo el domingo en Univisión y se ve en el norte y centro del continente. Ellas son expertas en no decir nada que interfiera con tus deseos, es decir, nada inteligente. Suelen saltar, reír y mandar besitos mientras leen los mensajes que los parientes de Juana digitalmente le mandan.


¿De dónde saqué la foto? ¿De la página del show, verdad?


Pues no, la saque de Univisión Salud.


Reflexionemos. ¿Cuánto escándalo armarían los gringos si CNN pone a estas en su segmento de salud para tratar, por ejemplo, el tema de la obesidad?


Suficiente para que se acabe el canal, pero la audiencia es otra, léase, compuesta de gente que no vive en la miseria y se puede dar el lujo de pensar sobre el rol social de los medios. El hecho de que estas tipas son transferibles en Univisión del mundo de los hombres que es el deporte a la normalización de estas mujeres en segmentos de salud, nos demuestra que la audiencia es Juana y su familia, y el mensaje es simple:


Si eres mujer y quieres salir del tercer mundo, te toca vender la nalga. Mira a tus hermanos y padres como idolatran a nuestras zorras. ¿Oportunidades en la escuelita? No nos hagas cagar de risa. Tu mami también tenía buenas notas.

2 Comments:

At 8:05 p. m., Blogger Rudd-O said...

http://rudd-o.com/en/archives/univision-teaches-you-to-be-an-escort

Plagié tu historia.

 
At 12:32 p. m., Blogger Tijerón said...

¿Y?

Deberías plagiar esta huevada, seria cague de risa:

http://fromstanfordhospital.blogspot.com/

 

Publicar un comentario

<< Home