domingo, diciembre 19, 2004

The Incredibles.

Crítica de Película.



Título: La vicisitudes de un caballo de pantomima... eh no, perdón. Es: The Incredibles.

Director: Brad Bird.

Actores: La verdad es que no paré bola quien hace la voz de quien, pero Samuel L. Jackson hace del negro mágico.

Si, esta es la última película de Disney/Pixar (Buscando a Nemo, Toy Story, y una que otra cosa.) A mi, en lo personal, me gustó esta película mas que las otras, pero, ya que esta película es de superhéroes, no soy exactamente la opinión mas objetiva que puedan encontrar.

No sé para que carajos necesiten un resumen de la película, pero no hay crítica que no esté completa si una, así que aquí les va: La película se trata de la familia Parr. El señor Parr solía ser el superhéroe conocido como Mr. Incredible, que se casó con Elastigirl. Por la simple razón de las personas son pobres hijos de puta picados de mierda, la gente empezó a odiar a los superhéroes, y entonces el gobierno los clausuró a todos. Esta parte de la historia es un poco berreada en comics, ya que me acuerdo haberla visto en Watchmen y The Golden Age, pero cagado es que alguno de ustedes se haya leído eso; así que probablemente les vale tres atados de verga lo que les estoy diciendo ahorita. En fin, a los superhéroes no les queda otra que retirarse y tratar de tener una vida normal, y Mr. Incredible y su señora forman una familia y todo eso. NOTA: Hay una cosa que yo pensaba que era un palo de escoba mutante, pero por el diálogo luego me enteré que era la hija de la familia Parr, así que podemos concluir por su completa falta de curvas femeninas que la muchacha es la primera superheroína serrana.



Hablando de los hijos... yo creo que Elastigirl no le es fiel a Mr. Incredible. El hijo tiene supervelocidad, pero ninguno de los padres tiene ese poder... ¿de donde carajos lo sacó? Yo del señor Incredible voy y le digo: “¡Mujer, tu no me ves las huevas! ¡Yo sé que te has estado culeando a Flash!” La hija si no sé de donde salió, ya que el único otro supehéroe con invisibilidad y campos de fuerza es la tipa de los cuatro fantásticos, y yo no sé como carajos salió embarazada Elastigirl con una relación lesbiana, así que les voy a enviar una carta a los señores de Misterio sin Resolver, a ver que me responden.

¿En qué iba? Ah, sí sí sí, después aparece un supervillano, y los dos superhéroes retirados tienen que regresar al trabajo y detenerlo para salvar a la ciudad con ayuda de sus hijos.

Como ya dije, la película me gustó, pero tiene dos cosas medias raras que pueden cabrear un poquito.

La primera, que yo no habría dado cuenta si no es porque alguien me dijo, es que la película tiene un tono un poco Ayn Rand. Ayn Rand es una escritora, famosa por escribir ‘Atlas Shrugged,’ el cual es un libro un poquito nazi que nos dice que las personas especiales que son mejores que el resto, no deben dejarse arrastrar por los mediocres pendejos del hoi polloi (dícese “la muchedumbre” en cristiano.) La película si tiene ese tono, ya que el gobierno le prohíbe a la gente especial ser especial en esta película, porque eso hace cabrear a la gente común. Si eso te cabrea ( a mí no) entonces... creo que te cagué la película porque de otra forma no te hubieras dado cuenta mucho.


Por mas que intenté, no pude borrar al pendejo de en medio.


La otra cosa es lo que usualmente se llama “El Negro Mágico.” El negro mágico es aquel personaje de color que solo existe en la historia para ser el compinche del blanco, y para que no tilden a la película de racista. El negro mágico no tiene historia, no tiene nada, es solo un satélite girando alrededor del personaje principal blanco. El negro mágico no necesariamente tiene poderes mágicos, auque muchas veces lo tiene (Véase: Bruce Allmighty, The Legend of Bagger Vance, The Green Mile,) en especial en historias escritas por Stephen King, quien ama poner negros mágicos por todos lados (Véase: The Shining, Shanshack’s Redemption The Stand, Green Mile otra vez.) En este caso, el negro mágico si tiene superpoderes, ya que es un pana superhéroe de Mr. Incrédible. Normalmente ya no me cabrean los negros mágicos, ya que he visto quinientos, pero en este caso si me cabrea porque el negro mágico es Samuel L. Jackson. Samuel L. Jackson era el negro con la billetera que decía ‘BIG BAD MOTHERFUCKER,’ el era SHAFT, el era el pana de Yoda, Mace Windu. ¿Por qué has caído tan bajo, Samuel? ¡Si alguna ves me salía un hijo negro, yo quisiera que hubiera crecido para ser como tú! Claro... no sé como chucha me saldría un hijo negro, pero si me sale me divorcio primero, y luego lo crío para que sea como era Samuel L. Jackson antes de que se convirtiera en un negro mágico mas.

1 Comments:

At 3:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pana me encanta tu blog, lo recomiendo a todo mundo, por eso mismo te pediría si quitas lo de "un poco nazi" sobre Ayn Rand, porque ella es liberal (en el sentido europeo, Adam Smith) no socialista nacionalista como los pendejos anti-elite aristocratica que eran los nazis. Un pedido de un fan.

 

Publicar un comentario

<< Home