lunes, septiembre 27, 2004

Está Crónico.

Crítica de Película

Título: Crónicas


Si ya sé que este no es el poster de verdad de la película, pero no encontré una foto por ningún lado. Así que o te quedas frío con esta pendejada que hice en Photoshop, o me consigues el de verdad.


Director: Sebastián Cordero. También conocido en el bajo mundo como “Ese man que hizo Ratas, Ratones y Rateros.”

Actores: John “Yo maté a Al Pacino en Carlitos’ Way” Leguizamo; Alfred “Doctor Octopus en Espaidermán Tú” Molina; Un tipo que se parecía a Arturo de MTV, pero que no es; y gente que no me es conocida.

Últimamente he estado con una racha casi patriótica: El otro día me compré un libro que tenía varios cuentos cortos de José de La Cuadra, célebre escritor ecuatoriano que escribió ‘Los Sangurimas’ y ‘La Tigra’ – Por cierto, no sé como chucha a alguien se le ocurrió hacer película de La Tigra; la historia es de solo 40 páginas. Páginas chicas. Con letra grande. La historia ni siquiera tiene una trama. La verdad, nada de lo que escribió José tienen una trama. El tipo solo cuenta cosas que pasan hasta que llega un rato en que todo el mundo se muere y ahí se acaba la historia. Pero de él hablaremos otro día. Hoy día hablaremos de la película casi ecuatoriana Crónicas.

Crónicas es la segunda película de Sebastián Cordero. Déjenme decirles de una, que la película es muy buena, y si quieren apoyar algo nacional que valga la pena, vean esta película. Se trata de que John Leguizamo es un reportero de un programa de noticias amarillista. El vino a Ecuador a hacer un reportaje del Monstruo de Babahoyo, un loco que viola niños y los mata. Durante una filmación, un señor atropella a un niño y el pueblo lo intenta linchar. El tipo se salva de ser linchado gracias a la policía, y es llevado a prisión. John y su equipo siguen al tipo este hasta la prisión para seguir con el reportaje. En la entrevista en prisión, el preso le dice a John Leguizamo que él le puede ayudar a descubrir quien es el monstruo de Babahoyo si John lo ayuda a salir de prisión. De aquí la película se torna en un juego de ambigüedad moral mas que en un thriller, cuya trama no tiene nada que envidiarle a la trama inteligente de cualquier película del resto del mundo (Véase por trama inteligente a algo como Dr.Strangelove y no a Daredevil.) Las actuaciones son buenas, y la dirección también. Hubo un punto en que yo pensé que la iban a cagar horriblemente con el final, pero triste ser de poca fe que yo fui, porque me dejaron frío con el final que pusieron.

Lo único malo es el camarógrafo. El camarógrafo merece que lo metan en una prisión turca vestido de mujer y con el culo ya engrasado por veinte años por ser el pajero mas grande que alguna vez intentó filmar algo. Es pajerísimo: la camara se mueve para todos lados y nunca se queda quieta. Es como si viéramos la película desde el punto de vista de un epiléptico borracho trepado a un caballo cojo corriendo mientras pelea a muerte con un puma. Como si entre John Leguizamo y Alfred Molina no puedan hacer una vaca y comprar un maldito trípode.


Cojan el monitor y bótenlo por las escaleras, pero centren la mirada en esta foto. Así se veía la película gracias al camarógrafo pajero.


Pero bueno, ese es el único problema. Váyanse a verla.

2 Comments:

At 1:14 p. m., Blogger Raficus said...

Bati... este es uno de tus mejores blogs, bloggea más y has más críticas de películas. Regresa a tu estilo original!

 
At 10:25 a. m., Blogger Walter said...

La pelicula es muy buena, el movimiento de cámara es un estilo de filmacion que se llama cámara al hombro se usa para darle un estilo de documental a la pelicula para aumentar su realismo y el efecto que provoca en el espectador...

 

Publicar un comentario

<< Home