martes, octubre 05, 2004

La Biografía del Pezón Ninja eléctrico.

Mucha gente me pregunta qué es eso del pezón ninja eléctrico, y por ‘mucha’ me refiero a un pana que el otro día me lo encontré en una reunión. Como no tengo nada mejor que hacer, les voy a contar de donde viene el nombre del Blog, y a los que no les gusta, quedan cordialmente invitados a tomar la segunda opción que es irse a la casa de la verga.

La historia comienza en un viaje que Tijerón y yo hicimos a Estados Unidos. Teníamos grandes planes de invitar gente y realizar grandes fiestas bacanales con mujerzuelas, alcohol y juegos de azar al estilo de esa película de Tom Hanks Despedida de Soltero, pero sin Tom Hanks ni el burro muerto. Todos los planes se fueron a la verga cuando vimos que el lugar donde nos íbamos a hospedar quedaba en el maldito culo del mundo, y no teníamos carro y las busetas no pasaban por ahí. Nuestras únicas fuentes de diversión eran la tele, un Playstation 2 y un Blockbuster que quedaba a dos cuadras (Dos cuadras gringas, que las hijas de puta son mas grandes que la quinta pata del burro.) Alquilamos algunas películas. No me acuerdo exactamente cuales. Creo que eran The Cooler, Master and Commander, una de un samurai que estuvo media de a verga, Stuck On You, y una película que jamás olvidaremos. No es que no la olvidaremos porque era una película buenísima que quiero recomendarles... no no no no.

La película se llamaba Kunoichi: Lady Ninja.



Si pudiera describir la experiencia de ver Kunoichi, yo diría que es como que un sádico se metiera a tu casa, te saque un ojo con una cuchara, luego viole salvajemente el agujero donde antes estaba tu ojo con su verga puerca para culear tu cráneo hasta llegar al cerebro, disparar semen tóxico ácido sobre toda tu mente, y luego te acuchille en el estómago para verte desangrar hasta que mueres lentamente media hora mas tarde mientras se ríe de tí. Y conste que creo que con esta comparación insulto a todos los pobres sádicos, violadores que matan gente que nada tuvieron que ver con la producción de Kunoichi.

La parte de atrás del DVD de Kunoichi describía a la película como una película de artes marciales con chinos con superpoderes. Esto obviamente sonaba muy bien para mí. Lo que la parte de atrás de la caja del DVD no te dice es que el presupuesto de los efectos especiales está algo así como entre medio episodio de Power Ranger y un episodio de El Chavo del Ocho. Tampoco te dice que el director es un reverendo mamador de verga que no tiene ni la mas puta idea de que chucha es la coherencia o como mierda contar una trama de forma entendible. Toda la película es una serie de escenas que no tienen nada que ver con la que le sigue. La única razón que sabes que todavía estás viendo la misma película es porque salen los mismos chino, y porque ninguna otra película del mundo se atrevería a meter efectos especiales tan de a verga como esta en pleno 2004. Otra cosa que no te dice, y me parece raro porque a mí me suena como algo importante, es que la película es semi porno.

Por lo poco que se logra entender de la trama, se trata de un grupo de monjas budistas que ganan superpoderes cuando pierden su virginidad a manos de Jubei Kibagami (Si, el man de Ninja Scrolls aparece en esta película, pero interpretado por un chino con una guata de siete meses de embarazo.) Lo que vimos de la película era Jubei y sus monjas yendo a pelear con el malo, y Jubei se las culeaba en media pelea para que ganen superpoderes. Si tu te preguntas porque el no se las culeó a todas antes de ir a pelear, es porque eres un pobre estúpido y no me estás escuchando cuando te digo que la película vale verga.

Obviamente, yo no tengo problemas con las chinas en pelotas culeando con el man de Ninja Scrolls. ¿Chucha, que creen, que nos íbamos a poner “¡Uy, no! ¡TETAS, que horror! Apaga ese televisor y vamos a la sala a rezarle a Jesús por haber visto tetas chinas.”? El problema era la combinación de... todo. Imaginen un episodio de Power Rangers mezclado con la peor película porno que jamás hayan visto y dirigida por un retrasado mental.

La película era tan horrible, que era como un choque de trenes: Era una tragedia, pero no podíamos mirar para otro lado. Era tan mala que era hipnotizante. Pero también el ser humano tiene sus límites. Ese límite llegó cuando una de las chinas se sacó la blusa mostrando sus tetas y de repente gritó “¡ATAQUE DEL PEZÓN NINJA ELÉCTRICO!” En ese instante empezaron a salir rayos eléctricos de sus tetas y matar a los malos. Yo estaba paralizado de terror. Tijerón saltó del sofá donde se encontraba y apagó el televisor. No sabemos que podía seguir después de eso, que horrores nos esperaban unos minutos adelante, ni queríamos saber. Así como los antiguos shamanes usan la piel de los animales salvajes para ahuyentar a los espíritus malos, yo utilizo el nombre de la cosa mas bizarra que he visto en mi vida para ahuyentar a la gente estúpida de mi blog.

Y por cierto, como la película era solo semi porno, nunca pude ver si las chinas en verdad tienen la vagina virada como me cuentan. Bueno, será otro día.

1 Comments:

At 2:49 p. m., Blogger Willy E. Coyote said...

Aqui la critica de tu pelicula...

http://fmtm.3.forumer.com/index.php?s=dafa8899cb4631deaecc81a5be50d720&showtopic=663

 

Publicar un comentario

<< Home